Los autos más cool en la historia del cine, según Richard Rawlings

Cuidando todos los detalles, las grandes producciones siempre se esmeran en enseñarnos lo mejor de lo mejor. Y eso no se detiene al hablar de coches; películas como Fast and Furious giran en torno a los autos, y una de sus estrellas, Richard Rawlings, habla sobre los vehículos más cool de la pantalla grande.

Éstos son los autos más memorables que hemos visto en las películas y que siempre recordaremos. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Para Rawlings, los autos son una cuestión de pasión. Cuando la revista Maxim le pidió que mencionara los diez coches más icónicos, de acuerdo a él, de la pantalla grande, fue una gran emoción. “No se trata de la calidad del auto, porque una vez que sale en la pantalla, todo se redefine. No me importan las SUV´s, pero al ver a Clark Griswold (Vacation) y a su familia en una, inmediatamente me quiero subir”.

9. The Cyclops (The Big Bus)

Esta enorme nave tiene 32 llantas y funciona a base de “gasolina nuclear”. Además, hay una alberca, un bar con piano y hasta un boliche. Es, sin duda, un coche impactante, aún para la pantalla grande.

8. 1958 Plymouth Fury (Christine)

Este auto es una belleza. Rojo fuego, la estética en esta ocasión es de lo más importante. Además, el coche se repara solo. ¿Qué más necesitamos?

7. 1975 Chevy Van/”The Warlock” (Rock n´ Roll High School)

Hoy en día, no es un auto que tenga buen reputación, ya que se le asocia con secuestros gracias a películas más recientes. Sin embargo, en esa época era una idea fantástica tener una, ya que se podía arreglar por dentro y ser todo un love shack hecho a la medida.

6. 1949 Mercury Series 9M Six Passenger Coupe (Rebel without a cause)

A pesar de ser un auto que estaba pensado para ser familiar, James Dean lo volvió rebelde. De manera inmediata, este conductor lo mostró como la opción ideal para ese solitario que todos llevamos dentro.

5. 1970 Pontiac GTO Judge (Dazed and Confused)

En la película, el auto llega al estacionamiento de la preparatoria con “Sweet Emotion” de Aerosmith a todo volumen. Rawlings dice que este auto convierte a cualquier joven adolescente en todo un hombre.

4. 1932 Ford Deuce Coupe (American Graffiti)

Este modelo nos transporta de inmediato a una época en la que las carreras de autos eran cosa común, el rock and roll la música del momento y las órdenes de hamburguesas con papas eran entregadas por una mesera con patines.

3. 1973 XB GT Ford Falcon (Mad Max)

La película de Mad Max siempre es recordada por todos. Pero especialmente porque se puede considerar que el auto, es el co-protagonista.

2. 1965 Jaguar XK-E Hearse (Harold and Maude)

Este coche es memorable; un híbrido con dos funciones. Es mitad auto deportivo y mitad carroza fúnebre, por lo que encaja perfecto con el sentido del humor de la película.

1. 1977 Pontiac Firebird Trans Am (Smokey and the Bandit)

En cualquier otra película, no sería nada especial. Pero con Burt Reynolds y su bigote detrás del volante, es difícil pensar en alguien más manejándolo después de verlo.