Los hoteles de lujo están hartos de que los Influencers busquen hospedaje gratis

No es de extrañarnos que miles de hoteles de lujo y resorts en todo el mundo reciban de manera constante pedidos por parte de Influencers. Lo que buscan es una estancia gratis, todo incluido de ser posible, a cambio de un excelente rating para sus seguidores. Con eso, piensan que le generarían más clientela al lugar, pero ya están cansados.

Hoy en día, solo por tener muchos followers en Facebook se consideran Influencers.

Por Paco Deveaux (@devolas)

Con Instagram nació una nueva era de modelos. Cualquiera con un Smartphone o Tablet tiene la posibilidad de abrir una cuenta. Fotos de comida, mascotas, autos, destinos turísticos y encuentros con amigos comenzaron a inundar la red. Las “selfies” se volvieron una de las maneras más populares de fotografiarse, e hicieron famosas a varias personas. Dependiendo del gusto de cada quien, nacen los Influencers. Puede ser de moda, viajes, comida o arte. Y entre más followers acumulan, más los buscan las grandes empresas para trabajar con ellos. O al menos eso hacían. Hoy en día, muchas personas buscan obtener ciertas comodidades de manera gratuita, apoyándose en su carrera como alguien influyente. En un principio, hoteles y restaurantes accedían, todo en nombre de la publicidad. Pero ya se están cansando, y están comenzando a ponerle un alto a este tipo de situaciones.

FOTOS: Las 15 influencers viajeras más sexys del mundo

All aboard 😋⚓️🌤

A post shared by ELLE (@elledarby_) on

Aspirantes a la fama en plataformas sociales mandan hasta 20 propuestas al día al lugar al que quieren ir. Kate Jones, directora de marketing y comunicaciones del exclusivo Dusit Thani en las Maldivias dice que la gente quiere ir a pasar de siete a diez días, con todo incluido. A cambio subirán dos fotos a Instagram para sus más de dos mil seguidores. Con ellos no hay problema, ya que realmente son lo que dicen ser. Pero hay personas que tienen 600 seguidores en Facebook haciendo este tipo de “negocios” las que los tienen hartos. Mientras que el Dusit Thani acepta de vez en cuando a un Influencer, otros hoteles los tienen bloqueados. En Portland, el Ace Hotel de plano tiene un formato para que quien se sienta Influencer lo llene. Una vez lista la aplicación por parte de las personas, los encargados revisan su estatus para determinar si vale la pena o no.

Girls just wanna have fun and a Vespa. 🛵

A post shared by Martha🐘 (@marthasuch) on

De hecho, en un comunicado dijeron “No ofrecemos noches complementarias a cambio de una foto o video. Pero nos dará mucho gusto hacer un descuento contigo, dependiendo de las fechas y disponibilidad. Por favor, llena el formato”. Un hotel en Dublín, Irlanda, de plano rechazó a una Influencer, y lo hizo a través de las redes. Desde entonces, sus puertas están cerradas para todas aquellas personas que no quieren pagar su hospedaje con ellos. Pero no todos los hoteles reciben tantos e-mails para promocionar su local. De hecho, son pocos los que se ven inundados de jóvenes buscando favoritismos. En realidad, los destinos considerados como exóticos son los que ya no aguantan esta nueva tendencia de publicidad, y están tratando de detenerla poco a poco.