Máxima precisión y lujo en La Esmeralda Tourbillon de Girard-Perregaux

Con motivo de su aniversario 225, Girard-Perregaux ha creado una pieza inigualable, con tres puentes de oro y esmero en cada detalle que brinda a la alta relojería un nuevo nivel.

Por @TheGuiltyCode

Para su 225 aniversario, la casa de lujo suiza Girard-Perregaux, regresó su mirada al emblemático cronómetro de bolsillo tourbillon, con tres puentes de oro, con el que ganó la medalla de oro en la Exposición Universal de París en 1889.

Desde ese momento, la historia de Girard-Perregaux se ha caracterizado por su refinada estética, grandes hazañas en las complicaciones de sus piezas, acabados excepcionales y manufactura con atención detallada a la estética de cada una de sus creaciones.

esmeralda-tourbillon-Girard-Perregaux-2

Su nueva obra de arte, Esmeralda Tourbillon, tiene una caja de oro rosa de 18 quilates, que aloja los tres puentes y el calibre mecánico de cuerda automática. La correa de aligátor negra se ajusta a la muñeca a través de un triple cierre desplegable de oro rosa.

El Esmeralda Tourbillon de Girard-Perregaux con su presencia constante del número 3, es un lujoso recordatorio de las dimensiones del tiempo (pasado, presente y futuro), la mejor forma de recordar lo valioso de cada segundo.