Mira lo que nos hace adictos al celular, seguro te sorprenderás

Desde que aparecieron en escena los smartphones, cada día nos hacemos más dependientes de ellos. Ya sea para checar las redes sociales, mandar una queja, platicar con amigos o sacar fotos, nuestros teléfonos están junto a nosotros. Pero ¿sabías que los hacen de cierta manera para volvernos adictos?

Conoce los “trucos” científicos para que no soltemos el celular.

Por Paco Deveaux (@devolas)

El hecho de tener que estar siempre revisando nuestros teléfonos no es simple casualidad. Hay algunos “trucos” científicos usados para que nuestra co-dependencia sea a tal grado, que hoy es declarado como una enfermedad mental por parte de la Organización Mundial de la Salud. Todo lo que sea digital, fácilmente se vuelve una adicción: ya sean videojuegos, smartphones o redes sociales. Y para entenderlo mejor, te explicamos como logran que estemos tan atentos a todo lo que hay en los dispositivos.

TE PUEDE INTERESAR: Los hombres le sacan menos provecho a Facebook que las mujeres, dice nuevo estudio

Para empezar, el contenido que hay es inagotable. Las Apps tienen un sistema diseñado para que no se acabe jamás lo que estamos viendo. Así, siempre habrá algo nuevo que nos llame la atención. Para eso precisamente, está la opción de “refresh”, la cual usamos de manera casi automática. Otro truco sencillo, pero eficaz, es el de las recompensas. El sentirnos bien cuando alguien nos da like en alguna publicación, se vuelve una conducta aprendida. Por eso, siempre estamos compartiendo en redes, para obtener ese sentimiento de bienestar que llega con un simple “me gusta”.

El tercer ejemplo de cómo nos volvemos adictos al smartphone, viene al siempre darnos una “tarea”. Una vez que terminamos de revisar la agenda, nos vamos al mail. Listo, leídos y respondidos. ¿Y luego? Por naturaleza, nos gusta cumplir con objetivos, y por eso, siempre estamos buscando más por hacer, cosa que desde un dispositivo es muy sencillo. Teniendo en cuenta éstas tres “técnicas científicas”, con razón nunca nos separamos de nuestro fiel teléfono.