No dormir te hace engordar y otras advertencias que hacen los especialistas

Todos tenemos que descansar. Aunque suena como algo fácil, no siempre logramos conciliar el sueño. Pero hacerlo es de suma importancia, ya que al estar dormidos, se activan complejos procesos biológicos. Y si podemos entenderlos, quizás encontremos la cura para muchas enfermedades y adicciones.

Dormir no es solo para descansar el cuerpo, y es muy importante hacerlo. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Un biólogo de la Universidad de Lausana, en Suiza, explica la importancia de dormir. De acuerdo a Paul Franken: “Los humanos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, pero realmente no sabemos por qué tenemos que perder la consciencia para obtener todos los beneficios biológicos del descanso. Sabemos que no se puede vivir sin dormir pero no sabemos la función exacta que tiene. El cansancio por la falta de sueño hace que las personas se muevan menos. También hace que se segregue menos leptina, una proteína que dilata las paredes del estómago y crea una sensación de saciedad. A la vez, se produce más ghrelina, una hormona que aumenta el apetito. Claramente la falta de horas de sueño nos está haciendo más obesos”.

Por su parte, Luis de Lecea, un investigador de Esapaña, ha encontrado una relación entre pacientes con Alzheimer y la falta de sueño. “Uno de los síntomas más debilitantes de la enfermedad es la enorme agitación nocturna de los pacientes, que no consiguen descansar. De hecho, el insomnio es la principal causa de internamiento de personas con Alzheimer. Lo que hemos descubierto recientemente es que el problema no está en las neuronas, sino en otro tipo de células del cerebro conocidas como glía tóxica, encargadas de matar neuronas. La falta de sueño activa la glía tóxica, lo que podría explicar la alta mortalidad neuronal de las personas con Alzheimer”.

Al parecer, una de las razones por las que dormimos, es para que nuestro cerebro pueda clasificar y guardar los recuerdos del día. Si el cerebro no tiene la oportunidad de aislarse del mundo, se interrumpe este proceso tan importante. La falta de sueño puede llevar a revivir experiencias pasadas e incluso, a tener alucinaciones. “Este tipo de investigaciones podrían llevar a nuevos tratamientos para personas en rehabilitación, por ejemplo las que tienen que volver a aprender a andar después de un infarto cerebral”, dice Susanne Diekelmann, investigadora en la Universidad de Tubinga, Alemania.