¡No lo podemos creer! El sexo frecuente no hace felices a las parejas, revela estudio

Las parejas más felices, de acuerdo a un estudio reciente de científicos. no tienen mucho más sexo que el resto del mundo. Claro, todo es distinto al comienzo de la relación, sin embargo, una vez que están cómodos y satisfechos uno con el otro, las cosas se calman. Esto da lugar a más actividades juntos.

No todo es diversión bajo las sábanas para parejas felices. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Social Psychology and Personality Science, las parejas que están más contentas no tienen sexo todos los días. De hecho, sorprendentemente, lo más normal es que sea una vez a la semana. Contrario a lo que se piensa (es decir, que tienen una vida sexual muy activa) éstas relaciones so las más saludables, estables y obviamente, las más contentas con su elección.

FOTOS: Este libro sobre la sensualidad millennial en redes sociales no te lo puedes perder

Durante el estudio, y para obtener respuestas concluyentes, se entrevistó a más de 30, 000 personas. Esto durante 40 años, y la respuesta sorprendió a muchos. Tener sexo frecuente no es sinónimo de niveles altos de bienestar personal y felicidad. Tan solo un encuentro semanal basta para ello. Pero quienes tenían menos sexo definitivamente sentían que su vida no estaba lo suficientemente activa. Esto lleva a problemas de frustración, baja autoestima y a veces, depresión. Otro estudio, realizado por el Kinsey Institute, mostró otro aspecto importante: la edad.

Quienes están entre los 18 y 29 años suelen gozar de más sexo. Al año, se estima que unas 112 veces, lo cual se traduce a 2 veces por semana. Al llegar a los treinta, la cifra baja a 86 encuentros al año. Esto significa que las parejas suelen tener sexo 1.6 veces a la semana. Pero cuando se pasan de los cuarenta, entonces definitivamente se nota el cambio. Las cifras bajan a tan solo 69 encuentro al año. Se entiende que sea así, ya que con la edad también aumentan las responsabilidades, hay hijos, menos energía y más estrés.