Orgullosamente mexicanas: las mujeres detrás de la industria cervecera

La industria cervecera es una que, en su mayoría, cuenta con la presencia de hombres. Son pocas las mujeres que se adentran en el negocio, pero las que hay, han logrado resaltar su nombre. Cada día tienen más participación en el ámbito, especialmente dentro de las empresas mexicanas.

Actualmente, 93 de cada 100 personas en la industria de la cerveza, son hombres. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Dentro de un negocio que se consideraba como “de hombres” las mujeres han llegado para obtener reconocimiento, hacer crecer la marca, darla a conocer y mejorarla. Mariana Domínguez Cárdenas (Cervecería La Silla), Mónica Sánchez Diosdado (Beer Factory) yLucía Carrillo (Cerveza Cirquera) son algunas de las mujeres que forman parte de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (ACERMEX). Ésta es dirigida por Paz Austin desde el 2016. La meta, es buscar, representar y difundir algunas marcas netamente nacionales, para dar a conocer el trabajo de cerveceros, tanto artesanales como independientes.

La cerveza ha jugado un papel importante dentro de la sociedad desde hace miles de años. De hecho, fueron precisamente las mujeres quienes se encargaron de elaborar y comercializar la bebida, ya fuera en casa o en mercados. Con una antigüedad de 100,000 años, es sin duda una de las preferidas a nivel mundial. Hoy, su producción está a cargo de grandes plantas, pero existen unas cuantas artesanales que vale la pena conocer.

Lucía Carrillo es Head Brewer de Cerveza Cirquera y colaboradora de Cervecería Brugga. Tiene 15 medallas tanto a nivel amateur como profesional, gracias a su participación en diversos concursos. Aunque a veces pensaban que era la nueva modelo para la marca, ha sabido defenderse de las frases y preguntas misóginas.

Jessica Martínez Ignorosa aprendió durante un diplomado para la Formación de Sommelier en cervezas en 2013. Después, se certificó como juez. Desarrolló la receta de su Strong Scotch Ale, la cual ganó medalla de bronce en la Copa Cerveza México Amateur. Así nació Morrigan, por la cual se le conoce a Martínez.

Janine Rodríguez es la coordinadora académica de Asociación Mexicana de Eno-Gastronomía y cervecera de Tatuaje, fundada hace 3 años en la Ciudad de México, junto con su socio Edu Villegas. “Ser cervecera es transmitir arte y, de alguna manera, mi propio ser a través de tan preciado líquido, es poner toda mi creatividad en la elaboración de una cerveza”.

Mónica Sánchez Diosdado combinó sus conocimientos de química, biología, biotecnología, ingeniería y microbiología para desarrollar nuevas recetas en esta industria. Es la cervecera de Beer Factory desde el 2011.

Frida Balmori se inspiró  en las mujeres que en la antigüedad eran acusadas de ser brujas por tener conocimientos en herbolaria y preparar ’embrujos’ o cerveza que convertían a cualquier hombre en un animal. Por ello, fundó la Cervecería Balmori. “Es una forma de honrarlas y poco a poco convertirnos en las nuevas brujas. Queremos reivindicar el adjetivo, y mostrar lo que esas rebeldes, creativas, curiosas e inteligentes mujeres aportaron a la humanidad”.

Elizabeth Rosas fundó la cervecería Calavera en 2009, en Ciudad de México junto con su esposo. Hoy en día, se dedica a supervisar el área de ventas, así como su distribución y presencia de la marca en festivales y redes sociales.

Dulce Rodríguez le comentó a ACERMEX que “ser cervecera es poder crear. Es una forma de vida, no únicamente un trabajo. Pocas industrias te dan la oportunidad de vivir en completa congruencia con tus convicciones e ideales, y la cerveza artesanal me hado ese regalo”.  Rodríguez es la fundadora de Baja Brewing Company, mejor conocida como “La cervecería de Los Cabos”.