Para ser un CEO en México, debes ser hombre, blanco y egresado del TEC

Llegar a un puesto alto dentro de una compañía puede tomar su tiempo, sin embargo con dedicación y esfuerzo, nada es imposible. Claro que, en muchos países porque el perfil que se da en México para ser CEO es un tanto exagerado.

Para ser CEO en nuestro país, hasta el color de la piel tiene mucho que ver. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Pues resulta que nuestro país sigue estancado en cuanto a las posibilidades de desarrollo profesional. Las mujeres que estudiaron en una universidad pública y solamente hablan un idioma tienen una oportunidad prácticamente nula de llegar a CEO en alguna compañía. Existe un perfil deseado, y en México es un tanto racista y clasista. Para llegar a esta conclusión, Adrián Santuario, profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM se basó en varios perfiles de LinkedIn. Después, con ayuda de un algoritmo los comparó con el de algunos directivos. Con ello, descubrió algo así como “la fórmula para ser CEO en México”.

TE PUEDE INTERESAR México : Líder mundial en estrés laboral, o síndrome del burnout

Todo comienza desde el momento en que tus papás se conocen y deciden tener un hijo. Si naces con piel blanca, ya tienes un punto a tu favor. Después de muchos años de estudiar, si eres egresado de universidades como el ITESM o el IPADE, entonces todo se va viendo mejor para el aspirante a CEO. Dominar al 100% el inglés y tener más de 6 años de experiencia completan los cuatro puntos necesarios para poder dirigir una empresa. Nada fácil. De acuerdo a Santuario, el 85% de los CEO´s en México son de piel clara y el 2% morenos. Pero no se acaba ahí. Solo el 7% son mujeres y el resto, 93% son hombres.

Para Adrián Santuario, se trata de un problema de racismo en el país, y no de preparación. “Si fuera absolutamente de preparación, estas dos gráficas entre el Tec y la UNAM hubieran salido iguales en el área de estudio, pero, al ser en su mayoría del Tec, esto quiere decir que no solo los eligen por una cuestión de que estén mejor preparados, sino porque también representan la imagen de la empresa, por lo que sí hay una discriminación racial”.