¿Por qué a los hombres les atraen las marcas de lujo? Seguro querrás saber

Muchos hombres buscan siempre adquirir productos de marcas de lujo. Ya sea ropa, accesorios, autos o artículos de decoración para la casa, es algo que parece atraerlos. La razón tras ésto tiene una explicación bastante sencilla, pero se tuvo que hacer un estudio para conocerla.

Todo se trata de fortaleza, atracción y estatus ante las mujeres. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Tener productos que sean de marca indican un alto rango para quienes los ven. Un buen auto, ropa de diseñador, relojes, la casa y hasta su decoración son muy importantes, pero tiene una razón de ser. Y esa razón por la testosterona. Por eso, a los hombres les atraen los artículos de lujo; tenerlos los hace más atractivos de manera inmediata para las mujeres. Se les demuestra que además de tener dinero y poder cuidar de ellas y la familia, son fuertes. La revista  Nature Communications dedicó un artículo a este interesante hecho. De acuerdo a los investigadores, esta hormona es la causa principal por la cual el consumo de marcas de lujo es tan influyente en los hombres. Es muy probable que la testosterona actúe de acuerdo al comportamiento social y de status dentro del reino animal.

TE PUEDE INTERESAR: Bvlgari inaugura portentoso hotel en Shanghai, China

El hecho de tener productos lujosos es tan solo una estrategia para demostrar en que escalón de la jerarquía se encuentran. Anteriormente ya se sabía que los seres humanos utilizan los bienes materiales para denotar poder. Sin embargo, es la primera vez que se sabe que es por una cuestión hormonal. Entre los animales, la testosterona provoca agresión; en el caso de los hombres, se reemplaza la agresión física por agresión consumista. Es decir, el que tiene más, es mejor. De esta manera pueden atraer al sexo opuesto para comenzar una familia y seguir dejando su legado.

Para comprobar la teoría, se reclutó a 243 hombres entre los 18 y 55 años. Mientras que a unos se les suministró una dosis de testosterona de manera tópica, a otros les dieron un placebo. Quienes estuvieron en contacto con la hormona mostraron un mayor interés en adquirir artículos llamativos, de lujo. Otro artículo, que apareció en el Nature Ecology and Evolution, comprobó que el nivel de la hormona depende de factores importantes, como el lugar donde crecieron. Aquellos que tuvieron una infancia difícil o provenientes de áreas pobres  demostraron no tener una cantidad alta de testosterona.