Qué debes comer para lograr el abdomen plano y glúteos que quieres

Si te la pasas en el gimnasio y haciendo dietas, quizás veas los resultados que quieres. Pero, de acuerdo a dos nutriólogos, si lo que buscas es marcar el abdomen y levantar los glúteos, entonces debes comer de manera específica para lograrlo.

No es tan fácil, pero con un poco de constancia todo se puede. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Para quienes buscan aumentar el tamaño de sus glúteos de manera natural, es necesario comer más de lo  normal. Pero esto se interpone con el plan de menos calorías para bajar y marcar el abdomen. Según Christopher Tuttle, experto en el tema, primero hay que centrarse en una meta, y luego pasar a la otra. “Primero tienes que crecer tus músculos, para después bajarle a la grasa corporal. Así, mantendrás lo que lograste conseguir mediante ejercicio” dice.

TE PUEDE INTERESAR: Estas 5 bebidas son una bomba de azúcar y pueden dañar tu salud

¿Qué comer para mejorar los glúteos? Proteína. Si haces una rutina específica, centrada en esta área de tu cuerpo sin consumir lo adecuado, es una pérdida de tiempo. Robbie Barrie Kaiden, también nutrióloga, dice que si haces una hora de ejercicio, entonces deberás comer 1.8 gramos de proteína por kilo de tu peso corporal. Además, tu ingesta de carbohidratos será mayor. Sin ellos, no tendrás la energía suficiente para acabar la rutina. Entre el 40 y el 65% de las calorías diarias deberán de provenir de alimentos como avena y arroz integral. Grasas sanas, como el aceite de aguacate y el de oliva, deberán estar presentes en la dieta en un 20% y hasta un 40%. Así que la alimentación junto con el ejercicio, trabajan en conjunto.

En cuanto a un abdomen plano, la dieta ya cambia. Aunque el puro ejercicio puede eliminar la grasa no deseada, lo mejor es hacerlo con ayuda de alimentos. Aunque deberás comenzar con cardio, al mismo tiempo tendrás que bajarle a los carbohidratos, especialmente esos que contienen almidones. Una dieta ideal para un abdomen plano, consiste en 40% de proteína, 30% de carbohidratos y 30% de grasas saludables. Además, hay que beber mucha agua para evitar retención de líquidos, y comer fibra para promover un intestino sano. Esta fibra puede ser de fruta, verduras y granos enteros.