Toma vino y baja de peso; una realidad que nos hace felices

No por estar a dieta tienes que dejar de tomarte una copa de vino de vez en cuando. Según estudios recientes, el consumo moderado del vino tinto puede ser un buen aliado en la búsqueda por bajar de peso. Así que sírvete una copita y continúa leyendo, puedes ayudar a tu cuerpo mientras disfrutas de un buen tinto y evitas que tus células envejezcan prematuramente, otro beneficio que seguro no conocías.

La Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN) recopiló estudios científicos acerca de las propiedades de la uva roja.

Por Paco Deveaux (@devolas)

Cuando uno piensa en vino, queremos conocer sus propiedades olfativas, como es al paladar y el tipo de uva, para poder saber con qué platillo combinarlo o qué esperar al primer trago. Pero algo que jamás se nos hubiera ocurrido, es, usarlo como un aliado para bajar de peso. Aunado a un estilo de vida saludable y una buena alimentación, conoce más acerca de cómo te puede ayudar esta bebida.

Pero no salgas sin desayunar

El componente que se encuentra en la piel de la uva tinta, es un componente fenólico llamado resveratrol.  Los compuestos fenólicos son un amplio grupo de sustancias con diferentes estructuras químicas y actividad, que además son constituyentes importantes de las plantas y que a su vez, les otorga múltiples efectos benéficos. Es por eso que el resveratrol tiene un gran poder antioxidante en nuestro cuerpo, además de ayudar a regular la presión arterial y ayuda en cierta medida a prevenir el Alzheimer. Al consumir dos copas de vino al día, le estás dando trabajo a tu cuerpo, es decir, siente que necesita eliminar las calorías, por lo que entra en acción y pone a trabajar a tu metabolismo, ayudando a que no subas de peso.

Otro de los beneficios, es que el consumo moderado de algunos alimentos, como las uvas, ayudan a convertir la grasa blanca, que no es deseable, en grasa café, un tipo de grasa que se consume más fácilmente al ser quemada por el cuerpo, produciendo calor y evitando la obesidad. Eso es si no nos excedemos.

Otro dato interesante, recopilado por La Washington State University, es la presencia de flavonoides, quienes viven en los compuestos fenólicos. Lo que ellos hacen, es actuar sobre los radicales libres, quienes dañan las células. Sirven también como un excelente agente contra la ansiedad. Médicos recomiendan una dieta rica en flavonoides: chocolate oscuro, arándano, fresa, uva con piel, limón, naranja y pimiento amarillo, entre otros.