Viaja a Holbox, una experiencia única

Holbox pequeña isla en el Caribe Mexicano y uno de los destinos más concurridos. Está situado al norte de la Península de Yucatán.

Con sus preciosas playas vírgenes y su abundante flora y fauna como delfines, pelícanos, tortugas, flamencos, mantarrayas, arrecifes, entre otros, por lo tanto, las lanchas están diseñadas para que puedas disfrutar de una vista única observando a los animales marinos.

Está situada en la Reserva Natural Yum Balam, rodeada de arenas blancas y aguas hermosas y cristalinas, en este bello lugar se pueden realizar diversos deportes como lo son: windsurfing, el kitesurfing, el buceo con snorkel, el velerismo y la navegación en kayak.

Su principal atracción es el nado con ballena, los habitantes cada año se preparan para recibir a los turistas que quieren vivir esta fascinante experiencia.

En Holbox también puedes disfrutar por de un paseo por tres islas, tour de pesca, tour a Cabo Catoche y Kayak por los manglares.

Su gente es muy amable, la gastronomía es extensa y deliciosa, en pocas palabras, es el lugar idóneo para cargarte de energía con un cálido ambiente.

Para llegar a Holbox  tendrás que llegar en un barco o en un ferry. Tendrás que trasladarte desde el punto en el que te ubiques a un pueblo llamado Chiquilá, de ahí podrás llegar por medio de los opciones:

Bote

En Holbox los pescadores te ofrecen el servicio de llevarte a la isla en sus botes. El costo es el mismo que el ferry.

Ferry

Es la opción más usual, ya que existen dos empresas de ferrys. Ambas tienen exactamente el mismo servicio.  Ambas empresas salen y llegan al mismo puerto.

En otras palabras, Holbox representa un espacio donde refugiarte donde no transcurre el tiempo, la vida se vuelve simple.

En esta pequeña isla de pescadores existe un hotel que busca guiarte a redescubrir este santuario lejos del sargazo, el barullo de calles ruidosas y el bullicio de la zona turística.

 

LAS NUBES

Ofrece un hospedaje eco-boutique conceptualizado para relajarse en sus playas blancas, refugiarse en sus rincones románticos y conocer la exuberante fauna y fauna que dio reputación mundial a este santuario natural, un lugar ideal para que no sientas culpa por no hacer absolutamente nada.

La mayor responsabilidad que los invitados tendrán, será recordar, aplicar protector solar durante el día y pedir el coctel al atardece, mientras se deleitan del ritual diario de ver uno de los atardeceres más hermosos del caribe.

Las nubes te permite tener la escapada íntima, donde el día pasa a un ritmo deliciosamente lento, disfrutando de alguna de sus tres albercas, su spa inspirado en tratamientos mayas o tan solo disfrutar de un cebiche fresco y una cerveza fría en su club de playa de inspiración eco-chic a la orilla del mar. Es un lugar conectado con la naturaleza y el cual atiende su compromiso.

Ofrece 27 amplias habitaciones de diferente categoría, entre Bungalows, Suites y Junior suites con magníficas vistas del Caribe. A este paraíso se accede por tierra, aire o mar.

 

Tanto visitantes como residentes en la isla valoran el paraíso terrenal en el que nos encontramos, por ello y con intención de preservarlo nosotros apoyamos con el consumo local y no ofrecemos ninguna especie en veda permanente, como el caracol, y en fechas de veda específica, no se ofrece langosta ni pulpo.

 

En su programa de protección a la fauna, el hotel recibió asesoría de Pronatura, para modular y dirigir la intensidad de luces exteriores y evitar confundir a las tortugas marinas durante el periodo de eclosión, ya que utilizan la luz que refleja la luna sobre el mar como guía.

 

El complejo cuenta con club de playa, spa, espacios para eventos, poza de relajación, piscina exterior climatizada y otra con vistas al mar. Igualmente, incluye programa de actividades deportivas y conexión wifi. El Sabor de las Nubes, ofrece platos a la carta elaborados con productos frescos y servicio de bar. El parque Ayim Naha se halla a unos cinco minutos a pie. Por su parte, la Punta Cocos se encuentra a cinco kilómetros desde el alojamiento.

 

Por otro lado, cada habitación cuenta con detalles que ayudan a reducir el impacto ecológico como iluminación LED, champú y acondicionadores biodegradables, cambio controlado de toallas.

Además de que no hacen cambio de productos químicos para la limpieza de las habitaciones.

 

Para reducir el consumo de botellas de PET se ofrece a los huéspedes la opción de consumir agua purificada, siempre fresca a la jarra de vidrio soplado colocada en las habitaciones.

 

El hotel cuenta con una planta de tratamiento que ayuda a limpiar el agua de la lavandería, cocina y biodegradables logrando aprovechar el vital recurso para el riesgo de las áreas verdes del hotel, protegiendo el manglar, además un recolector de aguas pluviales que se utilizan de ser necesario en las instalaciones