VIDEO: O.J. Simpson confiesa haber asesinado a su esposa Nicole Brown

Tremenda sacudida mediática se vive en Estados Unidos luego de que O.J. Simpson confesara el asesinato de su esposa Nicole Brown cometido en 1994 y por el que fue declarado inocente en uno de los juicios más televisados de la historia.

El misterio de O.J. Simpson ha quedado por fin resuelto.

Por @TheGuiltyCode

Uno de los juicios más televisados de la historia, tan célebre que se volvió un ícono de la cultura pop y ha servido como inspiración para exitosísimas series en los últimos dos años, el juicio a la estrella de la NFL O.J. Simpson por el asesinato de su esposa Nicole Brown y su amante Ron Goldman, por el que el deportista profesional fue declarado inocente a pesar de toda la evidencia y protestas en su contra.

Apenas el año pasado O.J. Simpson salió de la cárcel bajo fianza luego de cumplir pilar 9 años preso por cargos de secuestro y asalto a mano armada. Ahora el ex jugador de 70 años confesó que sí cometió el asesinato de su esposa y su amante. Lo hizo durante la transmisión del programa ‘O.J. Simpson: ¿La confesión perdida?’, por la cadena Fox el domingo por la noche, en la que durante su entrevista le contó a la periodista Judith Regan lo que sucedió aquel 12 de junio de 1994.

https://www.youtube.com/watch?v=q69Dm_n5-T8

“Olvida todo lo que crees saber de aquella noche, porque soy el único que sabe lo que pasó. Esta historia la ha entendido mal todo el mundo”, dijo Simpson.

Protegiéndose con la afirmación de estar contando una versión “hipotética” de los hechos, O.J. relató cómo tomó un cuchillo mientras discutía con Nicole Brown en su casa de Los Angeles, hasta que todo se hizo negro y sólo recordaba ver todo “cubierto de sangre”.

Simpson añadió que se enojó con Ron, presumiblemente pensando que estaba allí en una cita con su esposa, y comenzó a gritarle. Fue cuando Nicole salió, le dijo a O.J. que se fuera de su propiedad; O.J. dijo que Nicole se cayó y se lastimó. De hecho, él le aventó el cuchillo y la golpeó en la cara.

Entonces llegó la confesión. Simpson comenzó a hablar en primera persona. Dijo que Ron adoptó una posición de karate y que él respondió, “¿Crees que puedes patear mi trasero?” y agregó: “Recuerdo que agarré el cuchillo”.

En su hipotética confesión, Simpson también reconoció que dejó caer un guante en la propiedad.