VIDEO VIRAL: El comercial con Muhammad Ali que Porsche no quiere que veas

Un brillante concepto llamado “Compete” era el centro de la nueva campaña de Porsche y planteaba la idea de enfrentarse a uno mismo como el último reto.

Por @TheGuiltyCode

Tres grandes campeones del mundo: Muhammad Ali, Maria Sharapova y el ajedrecista Magnus Carlsen eran la imagen que ilustraba la nueva campaña de Porsche para su más reciente 911. El concepto para la campaña llevaba el nombre de “Compete” y ponía a estas tres grandes figuras mundial a competir contra ellos mismo usando ingeniosa tecnología de postproducción. De igual modo, el 911 se medía contra si mismo. “La grandeza viene desde adentro. De ponerte a ti contra ti mismo. Hasta que la más grande versión de ti mismo emerge. Victorioso”, es el copy que se escucha en el anuncio. Brillante.

Pero Porsche decidió suspender el lanzamiento de la campaña por respeto al reciente fallecimiento del gran campeón del boxeo y distinguido filósofo del deporte Muhammad Ali. Aunque nosotros pensamos que el reciente escándalo de Maria Sharapova y su suspensión de dos años por dopaje no pudo ayudar mucho a la posible puesta en el aire de la campaña.

Para realizar el anuncio, los productores contrataron dos chicos parecidos a Ali, además de al campeón en persona junto con uno de sus antiguos entrenadores, para asegurarse que los dobles hicieran lo más cercano a imitar los movimientos del “greatest of all time”.

Muhammad_Ali_Porsche2

El punto de toda la idea era transmitir la noción al público y potenciales clientes que el único auto capaz de vencer al 911 de Porsche, era otro 911 de Porsche: “El mensaje: la verdadera grandes viene desde adentro. De la batalla más difícil – con uno mismo. El único auto deportivo que se puede medir al 911 es un 911”, añade el copy.

La cosa es que la campaña nunca verá la luz oficialmente, pero el director de la pieza, Mark Jenkinson, no se pudo quedar con las ganas de que el público conociera su gran trabajo y puso su obra en Vimeo para que la podamos disfrutar. Lástima por la pérdida del campeón (y por el dopaje de Maria Sharapova).